@Alicia_Hot 2.0

@Alicia_Hot 2.0

Has entrado en un blog que pretende mostrar los entresijos de " @Alicia_Hot: poemas en tiempos de follar, pantallas y avatar ", p...

viernes, 2 de diciembre de 2016

Presentación en Valencia + mesa redonda



Gracias al buen hacer del meteórico David Transhumante, el miércoles 14 de diciembre, a las 19h, presentamos @Alicia_Hot en el Instituto Valenciano de Arte Moderno (IVAM).

Nos presentará el propio David (aquí podéis acceder a su web), haremos una breve lectura deformada, y posteriormente tendremos una mesa redonda con Marisol Salanova (su web aquí) sobre Porno y capitalismo. Para mí es un lujazo, y creo que puede estar bastante bien. Así que... ahí nos vemos.

lunes, 28 de noviembre de 2016

Presentación en Córdoba + plusvalía en el capitalismo cognitivo.

A continuación, la presentación que realizamos en el Centro Social Rey Heredia de Córdoba el 25 de noviembre:




No hace falta ser un lince para darse cuenta de unas cuantas cosas:

1. La gente del Rey Heredia es fantástica. Especialmente agradecidos estamos con el grupito humano que lucha por mantener la biblioteca.

2. La intervención de Luis Domingo (podéis distinguirle en el vídeo porque obviamente es el guapo), ha sido suprimida, a petición suya, del montaje. A cambio, nos la ha transcrito y la tenéis aquí:

"Gracias a todos por venir a escuchar y a dialogar con Alejandro, porque es un tío que tiene mucho que decir. Para quien no lo conozca...

Alejandro. Nacido en Granada en 1980. Militó allí conmigo, y ahora lo hace, que yo sepa, en Iniciativas Educativas, que es un proyecto pedagógico, y en la Plataforma a Desalambrar, que no tiene nada que ver con la que existe aquí. Este es su cuarto poemario, que sepamos. También es un crack del Teatro de la Escucha.

Este libro es un ensayo sociológico en forma de cuento escrito como un poema. Como cuento y poema, te cala los huesos. Es la historia de un infeliz que necesita simular la felicidad inyectándose dopamina; el subidón se lo suministra una webcamer. Y este es el nivel de ensayo del libro, que plantea un problema que va mucho más allá del porno interactivo.

Entre webcamer y pornoyonqui hay una pantalla que es al mismo tiempo espejo y trinchera.

Hay una idea que atraviesa todo el libro: "Hay hombres al otro lado". Es lo que decían los militantes antiimperialistas infiltrados en las trincheras de la I GM, para disuadir a los contendientes y hacer ver que compartían entre sí más intereses de los que compartían con sus superiores. Esa trinchera, hoy, es la pantalla.

Y nos separa, nos desordena como colectividad, para reordenarnos de una manera distinta luego.

Se ve en cualquier casa: el niño en el cuarto con el pc, la nena con el móvil en el sofá... O todos en la misma sala, cada uno absorto en su dispositivo. Separados. Para agregarse el hermano, la hermana, los amigos... en las redes. Ahora conectados. Reunidos de una manera que ya no es la de antes. Nos desencontramos para conectarnos. Esa reconfiguración de nuestras relaciones no es azarosa, no se da porque la tecnología haya evolucionado una barbaridad: es la economía la que ha evolucionado una barbaridad, y nos coloca de tal forma que la cadena de montaje se extienda del centro de trabajo a todas partes. Fuera del trabajo, seguimos produciendo valor, continuamente, al guasapear, al feisbuquear... Y es así que nos quedamos conectados, pero SOLOS.

Alejandro nos propone el amor contra la soledad, el amor como método para romper esa máquina de producir ganancia. No el amor ñoño romántico, no el amor jipi, que allanó el terreno al pornoyonqui, sino un amor político, o politizado o, si lo preferís, con intenciones. Que restaure los vínculos, en vez de liquidarlos. Es ese amor que tiene un padre para su hijo cuando se sienta a leerle un cuento, no lo lee sólo para sí, lee para ambos. El de Alicia cuando desconecta la cam para que su cliente-amante pueda desconectar... y descansar. O el que circula en este Rey Heredia. Amor militante."

3. Vicente, un chico presente en la presentación y al que no tenía el placer de conocer anteriormente, preguntó si realmente podemos hablar de plusvalía. La pregunta es muy adecuada, pues un poema lo dice textualmente. Se trata de este:



Sin embargo, creo que la pregunta se quedó sin contestar explícitamente, aunque yo pensé en su momento que más o menos se estaba contestando. Sin embargo, al volver a escucharla, además de darme cuenta de las tropecientas meteduras de pata, me di cuenta de esta, que me parece de las más sangrantes. Así que a ver si hay suerte y esto le llega de alguna manera.

_______________________________________________

¿PODEMOS HABLAR DE PLUSVALÍA EN EL CAPITALISMO COGNITIVO? (Para Vicente, el chico con barba sentado al fondo, cerca de la puerta).

Hablamos de explotación capitalista para referirnos a lo que le ocurre a una mercancía muy especial, la fuerza de trabajo. En las relaciones sociales capitalistas, se hace una inversión para mantener viva a la clase obrera, para que venga a trabajar. Esta inversión es el capital variable. Sin embargo, en el proceso de trabajo, esta mercancía genera un valor mayor que el valor que se ha invertido en él (de ahí que sea variable). A esa diferencia le llamamos plusvalía. La plusvalía no siempre se convierte en beneficio económico, ya que eso depende de cómo se vendan los productos del trabajo (a los que renuncia la clase trabajadora), y por eso aunque exista explotación puede haber empresas que no den beneficios. Pero lo que sí ocurre es que el valor que adquieren los productos sobre los que se trabaja es mucho mayor que el valor que se invirtió en la fuerza de trabajo.

¿Cómo ocurre esto en el capitalismo cognitivo? Ocurre de muchas maneras, pero nos fijaremos sólo en una: en la industria del porno online, de contenidos gratuitos, Pornoyonqui navega de web en web al ritmo de su excitación, construida, hackeada y alimentada por la hiperpublicidad. Estos contenidos que se le ofrecen aparentemente de forma gratuita, se lucran monetarizando su paso por allí: sus clics se venden a precio de oro, además, comparte esos contenidos, añade contenido (comentarios), etc. Añade un gran valor a los mismos. Pero la página sólo le aporta más excitación, no los medios materiales para mantenerla. Es decir, dispara sus capacidades, le azota para que trabaje más y más, pero no le da de comer. Come, es decir, tiene energía para excitarse, porque le pagan en algún otro lugar. O porque aún percibe algún subsidio. O porque su madre le pasa parte de su jubiliación. O...

Es decir, se trata de una hiperexplotación. En el capitalismo cognitivo, la única inversión del capital es la de hacernos trabajar, no invierte en nuestra fuerza de trabajo, sólo en mecanismos de control.

Eso ocurre en el porno, sí. Pero ¿y Facebook, que, además, censura el porno?

Disculpas por no haber sido claro en su momento, y espero que podáis discutir y criticar tanto en este blog como fuera de él.

Ah, y de nuevo, agradecer a las fantásticas personas que lo organizasteis.

sábado, 12 de noviembre de 2016

Lectura deformada en Córdoba.

El 25 de noviembre, a las 20h, en el Centro Social Rey Heredia, presentaremos @Alicia_Hot: poemas en tiempos de follar, pantallas y avatar. Y hemos preparado una pequeña novedad.

Para decepción de la señora Soledad Arcos, Amarna Miller no descenderá en helicóptero. Para sorna del mundillo, tampoco contaremos con un presentador improvisado que alabe el libro sin haberlo leído. Una pena, sí.

Pero, sin embargo, tenemos una novedad: deformar.

Por primera vez, y con cierto repique imaginario de tambores, vamos a experimentar un poquito en la lectura de los poemas. Aprovechando que el espacio está más diseñado para el diálogo que para la venta, queremos intentar abrir, deslomar, refonetizar los códigos y los ritmos, y ver cómo los resignificados se reestructuran entorno a los significados. ¿Será posible? ¿Servirá de algo? Pues sólo podremos responder esa pregunta si asisten, así que...

miércoles, 28 de septiembre de 2016

Eyacular por cuenta ajena. A propósito del Salón Erótico de Barcelona.

¿Usted ve porno? ¿Usted eyacula con la pornografía?

Parece que sólo hay dos formas de afrontar este fenómeno:

- Criminalizarlo: adicción, yonqui (pornoyonqui), la nueva forma del pecado (en los tiempos de "chiquito de la calzada" ya no se puede controlar el cuerpo bajo el estigma "pecador", así que se sustituye por la adicción, medicalizando pero igualmente regulando ante un mal uso, una mala gestión del goce). También tenemos al porno como máquina de ejercer violaciones, o la violación en la teoría, etc.

- Disfrutarlo: enjoy it! La vieja domesticación del deseo y el cuerpo del capitalismo industrial nos limita, así que el porno es una oportunidad para experimentar fantástica. Nunca está mal darle un gusto al cuerpo. Además, el porno permite la apertura de grietas feministas y, en cualquier caso, ¡maldita sea, me pone!

Ambos puntos de vista pueden ser muy beligerantes el uno con el otro, y más en las redes sociales, pero comparten lo fundamental: ignorar y/o invisibilizar los mecanismos de distribución del producto porno, y la posibilidad de convertirnos a los espectadores en ídem, esto es, en producto mismo, precisamente el objeto de "@Alicia_Hot: poemas en tiempos de follar, pantallas y avatar". Y este año, el Salón Erótico de Barcelona nos sirve de excusa perfecta para explicar todo esto.


Nuestra querida Amarna Miller, la conocida prologuista de @Alicia_Hot que utiliza la fama alcanzada a través del mencionado libro de poemas para abrirse un hueco en el cine porno, protagoniza el anuncio publicitario de este año del Salón Erótico de Barcelona. En el mismo, tenemos un retrato de la hipocresía. Y eso me encanta.

Me encanta toda denuncia desde la hipocresía porque muestra que se ha superado una determinada moral. Es decir, cuando me acusan de hipócrita por tal o cual cuestión es porque han hecho ciscos las bases morales en las que me asiento encontrando sus contradicciones, y eso es posible porque quien me acusa la ha superado. Así es: Este es un país de hipócritas. La Jesucristo del porno español, nuestra Amarna, lanza su sermón desde la mesa de una última cena llena de las contradicciones de la diagnosticada doble moral patria, y avisa: "Pero algunos, no nos rendimos".

Bien, la vieja España, el viejo capitalismo clerical, taurino, furgolero, putero por un lado y abolicionista por el otro, aún gobierna pese a que una vanguardia de avanzades progresistes no le aguantamos el hedor tardofranquista. Y yo me pregunto, ¿podemos llevar esto un poquito más lejos y afeitarnos las barbas al ver las cejas del vecino depilar?

Permítanme un breve, pero sentido circunloquio. La UGT (¿aún existe eso?) ha denunciado al Salón Erótico de Barcelona, y en concreto a la red de prostíbulos Apricots que lo patrocina, por la utilización de voluntariado encubriendo relaciones laborales. Es decir, que a cambio de tener el privilegio de moverte en esta feria del placer, hagas "trabajillos". Nada específico del porno, ni del sexo: economía 2.0: cuando el producto es gratis, es porque el producto eres tú: es tu deseo el que se ha puesto a circular (como este mismo blog, que a la vez de dar esta información, promociona un libro que puedes comprar con total y absoluta libertad en este ENLACE). Ese es el motor de las redes sociales, y, sin duda, esto ocupa un papel fundamental en la forma en que se distribuye y consume el porno: a través de materiales supuestamente gratuitos.

¿Podemos hoy hablar de porno sin hablar de las condiciones de explotación del goce, de mutar en plusvalía nuestros doble clics?

Cuando queremos mirar al mundo del porno, volvemos al viejo debate (conservadurismo vs liberalismo). Y, sí, es maravilloso tachar de hipócritas a la vieja y casposa España, pero, cuidado con la nueva España. Soltemos amarras del viejo capitalismo disciplinario fordista, que nos ataba, y militarizaba nuestra sexualidad. Pero, cuidado, en ese camino quizás sólo estamos sofisticando dichas amarras para entrar en el capitalismo emocional y cognitivo.

"@Alicia_Hot: poemas en tiempos de follar, pantallas y avatar" dedica toda su esfuerzo a simbolizar y cuestionar ese nuevo capitalismo. Y no podía ser otra que la propia Amarna la que pusiera la puntilla con una frase crucial y de fina ironía en su prólogo al poemario: "...el sexo es un truco, y su excitación es la forma que alguien tiene de poder comer caliente todos los días, pero en el fondo ¿qué más da? Es mejor no prestar atención a los detalles."

Así que apuntaré en mi Google Tareas: No olvidarme de los detalles. No olvidarme que avatar Amarna siempre tiene la valentía de darnos también las otras respuestas. Darme de alta en Hacienda como eyaculador por cuenta ajena, impreso 037.



Te estaría muy agradecido si vuelcas tus comentarios, críticas, insultos, dudas, aportaciones, etc., en este blog. Recuerda que eso hará que el blog sea más visible y quizás así se vendan más libros. Incluso puede que, por error, daño colateral, por fallo en Matrix, en el útero del negocio, o donde sea, hasta terminemos dialogando. Al fin y al cabo, hay alguien al otro lado.

lunes, 4 de julio de 2016

Facebook, el campo de batalla.

Mira tu perfil, tu perfil de Facebook. Estás contando tu vida, escribiendo la novela de tu vida. Pero un muro no habla sólo del pasado, sino que expresa el sentido, la lucha por el sentido. Es una novela que se escribe en directo, que escribes para otros.

Pero hay novelas que seguimos muchas personas. Avatares a que congregan miles de miradas. Mientras que a ti te siguen unos pocos, a Pablo Iglesias, Albert Rivera o Rajoy, somos un porrón quienes les tenemos en nuestra diana. Y, como todo vendedor, necesitan controlar cómo se construye esa novela frente a nosotros, sus compradores, sus electores. The Messina Group (TMG) es el equipo dedicado a ayudar a otras entidades a conducir su estrategia de datos, es decir, a construir la historia que le ayudará a conseguir sus objetivos.

Por eso, el Partido Popular les contrató para estas últimas elecciones. Puedes leer más al respecto en ESTE ENLACE. Messina era el asesor de campaña de Obama en sus primeras elecciones, le ayudaron en su reelección, y también asesoran a David Cameron (aunque lo del Brexit les dio en todas las narices) y preparan para Matteo Renzi, el primer ministro italiano, su referéndum constitucional en Octubre. Y TMG envió a Isabelle Wright para las las elecciones del 26-J. Frente al Twitter, territorio podemita, TMG conquistó Facebook.

Qué decir, a quién decírselo y en qué momento hacerlo: Estas son las claves narrativas,  y la gestión de las mismas, la forma en la que se insertan en nuestros muros los anuncios electorales, marcando su relación con nuestra propia historia personal, es el trabajo de Jim Messina y sus amigos. En los inicios de las redes sociales, esta gestión no había sido teorizada y su conocimiento era más o menos intuitivo: cualquiera podía aproximadamente moverse con éxito. Pero, con el tiempo, la capacidad de producir contenidos que los consumidores nos apropiemos de forma efectiva para integrarlos en nuestra narrativa personal. El famoso #AFavor del 26-J ha sido generado por mentes jóvenes, creativas, con gran conocimiento de la narratividad virtual, y, sobre todo, dispuestas a trabajar 14 horas diarias hasta enfermar (ver artículo enlazado anteriormente) porque ese es el sentido de su vida.

La foto de Isabelle, la joven discípula de Jim Messina, junto con Rajoy nos muestra su celebración. Objetivo conseguido y, por supuesto, lo comparte en la red. Sabe que ha sido determinante en la victoria del PP, y ha de reseñar eso en su novela vital. Esa foto es muy significativa para ella, le da sentido. Nos interpela sobre el sentido de su vida. Es más que un logro profesional o un punto en el currículum. Está construyendo, en directo, su vida para todos nosotros.

Si sigues su muro: Isabelle Wright ves el éxito del PP, el fracaso del BREXIT, y sus vacaciones en Atenas. Es su vida. Como la de todos. Y tiene un sentido, que podemos apreciar en las etiquetas del vídeo del triunfo electoral de Rajoy: #amomitrabajo

Este es el engranaje. Este es el lugar donde se encuentran @Alicia y el Pornoyonqui.

"En el útero del negocio

Tacto pero auto
erótico

No existe lugar más literario.

Esto es,
no existe lugar más solo.
Nos encontramos, o todo lo contrario,
en lo permitido como negocio.

Nos contamos nuestras cosas, nos
hicimos la historia. Pagamos nuestro precio.
Ambos.

Donde todo está permitido
solo se prohibe
la caricia. Por imposible.

El braille de las cicatrices."

La primera lectura que estamos realizando de esta noticia (la utilización de empresas como TMG por parte del PP) es la de que somos manipulados. Es curioso que hagamos esto, cuando el PP simplemente se ha apuntado a algo que Podemos lleva realizando desde su origen. En @Alicia_Hot, hemos querido situar un escenario muy diferente: No se trata de una cuestión de conciencia/manipulación, sino de un espacio que construimos diariamente. De ahí su poder. Los dos personajes que se encuentran en este poemario, la webcammer y ciberprostituta @Alicia_Hot y Pornoyonqui, consumidor de sus contenidos, desean conquistarse mutuamente con su hilos narrativos, con lo que se escriben el uno al otro, igual que hace el PP, o Podemos. Quieren atrapar al otro en su texto, ponerle al servicio de sus objetivos (sacar unos euros para ella, colaboración en una masturbación más satisfactoria para él). Sin embargo, su evolución es muy diferente.

Porque si bien es cierto que quieren poner al otro a su servicio, fracasan. "Por imposible.

El braille de las cicatrices".

En ese lugar, en esa desesperación, y en esas posibilidades infinitas, se desarrollan estos versos. Juzguen ustedes.



Si queréis echarle un vistazo al libro, aquí tenéis, de nuevo, el enlace del mismo:

www.esdrujula.es/libro/alicia_hot/

lunes, 13 de junio de 2016

El porno como chivo expiatorio de la miseria moral de este mundo.

Futbolistas implicados en abuso sexual a mujeres a las que no se les pagó y se retenía. Trata. Escándalo.

Los mismos futbolistas, debido a que Adidas es una de las principales patrocinadoras de la Selección Española de fútbol, se lucran de la explotación de mujeres en talleres textiles. También ahí se las retiene, también ahí se ejerce violencia sobre ellas, también ahí se gobierna sus cuerpos. Pero es legal, público y notorio.

Las explotación y la esclavitud no es exclusiva ni del porno ni de la prostitución, pero utilizamos al sexo como una cortina de humo para no analizar o cuestionar unas relaciones sociales que sostenemos por el sistema y la relaciones sociales dominantes, no por la perversión.

El capitalismo convierte a las personas en mercancía, y las personas son también sexo. Por eso se puede comprar y vender sexo, porque se pueden comprar y vender personas. Nuestra cortina de humo coloca bien visible la explotación que pueda haber ejercido Torbe, pero salva a Amancio Ortega.

Condenamos el comercio de sexo para salvar el capitalismo. Colocamos en él nuestra basura como sociedad, para salvar el resto. Es nuestro chivo expiatorio.

Es el capitalismo el que pone en circulación como mercancías nuestros deseos, nuestras subjetividades, nuestro goce, nuestros saberes, ... Por eso, @Alicia_Hot: poemas en tiempos de follar, pantallas y avatar, no usa el porno como cierre, sino como metáfora. Para entender nuestra mercantilización en Twitter, en Facebook, o ahora mismo, mientras genero el contenido pseudo gratuito de este blog.

Cada clic en esta entrada está cuantificada y produce beneficio, explota mi sensibilidad y mi saber, y vuestro deseo. Pero lanzamos nuestras lapidaciones morales contra el porno.

Este jueves, en un ejemplo magnífico de esto, Barcelona (la vanguardia de la Ciudad - Marca, en la que se explota la vida completa de todo el vecindario como parque temático), hablaremos de esto y de más a raíz de un libro que busca, para empezar, romper esa cortina de humo que nos impide pensar, y pensar juntos.

Son buenos tiempos, también, para dejarse de morder palos, y empezar a morder la mano que lo sostiene. Estáis más que invitados:


miércoles, 8 de junio de 2016

"Mercancías de nosotros mismos" Isabel Daza.



Yo no gobierno el echaros de menos. No decido extraeros de la roca dura, de la montaña de las cosas enquistadas en recuerdos. No soy yo quien os convoca a mis gestos. Os filtráis entre mis intenciones y, claro, ¿quién puede rendirse a las cosas si me acompañáis en la vida y con la vida?

Nunca llegarán a decirse todos los nombres. Porque no es cuestión de ajustar cuentas, ni de inventariar los afectos y, sobre todo, porque lo que no tiene nombre no puede comprarse, ni venderse.

Hay una distancia entre Yo y Yo. Si esa distancia la utilizo para mi mercancía, mi explotación, hoy le llamamos Avatar. Si esa distancia, esa misma, la aprieto en símbolo, quizás explote en un Nosotros. Y quizás ya lo hace. Muchas veces. Siempre.

Gracias.